Principales atracciones en Jamaica

Jamaica tiene una gran cantidad de cosas para ver y hacer, por lo que es ideal para todo tipo de intenciones turísticas, desde relajarse a orillas del mar hasta escalar una montaña para ver una catarata.

Pero de cualquier forma, y más allá de lo que busque específicamente, en el recorrido total ningún turista debería dejar de visitar los lugares más populares de Jamaica.

 

Kingston

La mayor parte de los turistas se concentran en Nuevo Kingston, una zona segura llena de hoteles y restaurantes. Aquí se debe visitar el Museo Bob Marley, ubicado en el estudio donde grabó muchas de sus míticas composiciones. También los bellos jardines botánicos Hope y Castleton y la casa Devon están aquí.

Los que se aventuren en el downtown, al sur, en la zona bañada por el Caribe no deben perderse Port Royal, antiguo hogar de piratas como Morgan. Si bien fue parcialmente destruido por un terremoto en el siglo XVII, aún conserva bellas y pintorescas casas, iglesias y el Fuerte Charles, donde está la Casa del Mareo, torcida por un seísmo. En Kingston Mall está la Galería Nacional de Arte, con obras de los más reputados artistas plásticos de Jamaica.

Si bien hay que visitarlo con precaución, Spanish Town es uno de los barrios más antiguos y bonitos barrios de Kingston, durante la ocupación española, fue casi arrasado por los ingleses, que después la reconstruyeron manteniendo el sabor español, patente en la Plaza con sus blancos edificios o la fachada de la Casa del Rey. En Martin Street está Cecil’s Restaurant, uno de los más concurridos.
Trenchtown era y es un suburbio pobre, deprimido y peligroso, que sin embargo vio nacer el reggae de manos de Bob Marley, que lo nombra en canciones como ‘No wona, no cry’ o Pete Tosh.

 

Playa Siete Millas (Seven Mile Beach)

Situada en Negril. Una excelente playa de la costa este, con arenas tan finas que ni el ojo pueda verlas por separado. Abierta los 365 días al año, las 24 horas.

 

Safari por el Río Negro (Black River)

Se realiza por la costa del sur. Ideal para una gran tarde de relax entre cocodrilos. No existe ningún peligro, pues todo está hecho especialmente para los turistas. Esta abierto diariamente y parten contingentes a las 9am, 11 am, 2 pm, 4 y pm.

 

Museo Bob Marley

Situado en Kingston. Una casa del siglo XIX en la que alguna vez el legendario músico tuvo su casa y estudios. Ideal para todos los fanáticos de Bob Marley. Esta abierta los lunes, martes, jueves, y viernes de 9.30am a 5 p.m. Los miércoles, sábados y días feriados, de 12.30am a 6 p.m.

 

Noel Coward’s Firefly House

Situada en Ocho Ríos. La misma fue elegida por los más famosos escritores ingleses como de gran inspiración. Esta abierta diariamente de 8 am a 5.30 pm.

Rose Hall

Situada en la Bahía Montego. El hogar de la bruja blanca Annie Palmer. Una casa muy popular. Abierta a diario de 9am a 6 p.m.

 

Cataratas del Río Dunns

Situadas en Ocho Ríos. Una de las cataratas más impactantes, gracias a la facilidad que existe para escalar la montaña y verlas por encima. De hecho, se recomienda llevar puesto, simplemente, trajes de baño (no slip) y ojotas. La entrada está abierta diariamente de 8 am a 5 pm. Este es un lugar muy popular para todos los turistas que visitan Jamaica, por lo que lo ideal para evitar largas colas y golpes con las multitudes, es ir bien temprano a la mañana o al finalizar el día.

Parque Hollywell

Situado en Blue Mountains. Una gran área para excursionistas y amantes de naturaleza. Abierto los 365 días al año, las 24 horas.

 

Cockpit Country

Desde Montego Bay hacia el interior se extiende esta meseta casi deshabitada de espesa vegetación, abundante fauna y casi inexploradas cuevas sólo recomendable para espíritus muy aventureros por sus escarpados caminos, en los que hay que abrirse paso a machetazos. Se puede llegar en autobús hasta los pueblos de sus riberas, desde donde lo mejor es alquilar un helicóptero para tener una visión panorámica del conjunto.

 

Negril

Este destino turístico en el extremo occidental de Jamaica combina a la perfección las comodidades de los resorts con el encanto local. Hoteles de lujo se combinan con mercadillos de artesanía y puestos de brochetas de cerdo entre preciosas playas y encantos naturales poco dañados. Las puestas de sol son todo un espectáculo.

 

Port Antonio

Durante el siglo XIX los ricos comerciantes y terratenientes de la isla construían en este pueblo costero del oriente, detrás de las Montañas Azules, sus preciosas casas de recreo. Hoy, la mayoría, excepto la perfectamente conservada y amueblada Demontevin, las demás se hallan en un estado semiruinoso que les proporciona un decadente encanto. Muy cerca nos espera una de las maravillas naturales de la isla, el Lago Azul, cuyas aguas de un profundo tono azulado se comunican con las del Caribe entre palmeras y macizos de flores tropicales. Nadar y bucear en ella no sólo está permitido, sino que es casi una obligación no perderse la experiencia.